Saddle abre sus puertas con el objetivo de convertirse en un clásico contemporáneo de la restauración. Nuestra filosofía se basa en la búsqueda continua de la excelencia, tanto en el servicio como en la oferta gastronómica. Para ello, seremos el único restaurante en Madrid distribuido en 2 plantas con tres ambientes diferentes; el bar, enfocado a la coctelería y la carta de producto, el gran comedor y por último sus cinco reservados, los cuales ocupan una planta completa.

Saddle es toda una experiencia en la que destaca el respeto por el producto y la maestría en mezcla de técnicas clásicas y actuales, tanto en el servicio como en la cocina.

Nuestros espacios

Suscribete a nuestro newsletter